Patrocinan

Obras

Cuando era chiquitita tenía un caracol redondo, maravilloso. Una vez lo miré detenidamente y me puse a llorar. Nadie podía entender lo lindo que era para mí ese caracol.

(Ana Cortés en Pérez-Laborde, Elga, “Primera Mujer Premio Nacional de Pintura: Vida y milagros de Ana Cortés Jullian”, Revista Paula, 30 de Abril de 1975, p. 73.)